Revival

MACBETH: ¿No Puedes calmar su espíritu enfermo, arrancar de su memoria una pena arraigada, borrar los problemas grabados en el cerebro y con un dulce antídoto olvidador eliminar de su seno oprimido la peligrosa materia que pesa sobre el corazón ?

MEDICO: En tales casos, el paciente debe ser su propio médico.

SHAKESPEARE, Macbeth

   

Revitalización a través de la música para personas en situaciones críticas de salud mental, enfermos y tercera edad.

¿Por qué? Justificación

Las emociones son reacciones psicofisiológicas de las personas ante situaciones que implican peligro, amenaza, daño, pérdida, éxito, novedad, etc. En ocasiones encontramos que algunas de ellas pueden transformarse en patológicas en algunos individuos, en ciertas situaciones, debido a un desajuste en la frecuencia, intensidad, adecuación al contexto, etc. Cuando tal desajuste acontece y se mantiene un cierto tiempo, puede sobrevenir un trastorno de la salud, tanto mental (trastorno de ansiedad, depresión mayor, ira patológica, etc.) como física (trastornos cardiovasculares, reumatológicos, inmunológicos, etcétera).

El miedo, la tristeza, la ira y el asco son estados emocionales que, cuando son intensos y habituales, afectan negativamente la calidad de vida de las personas. En consecuencia, las emociones negativas constituyen actualmente uno de los principales factores de riesgo para contraer enfermedades físicas y mentales.

Una de las funciones más importantes de la emoción es la de preparar al organismo para ejecutar eficazmente la conducta exigida por las condiciones ambientales, movilizando la energía necesaria para ello, así como dirigiendo la conducta (acercando o alejando) hacia un objetivo determinado.

La relación entre emoción y motivación es estrecha, ya que se trata de una experiencia presente en cualquier tipo de actividad que posee las dos principales características de la conducta motivada: dirección e intensidad. La emoción energiza la conducta motivada. Una conducta “cargada” emocionalmente se realiza de forma más vigorosa, de manera que la emoción tiene la función adaptativa de facilitar la ejecución eficaz de la conducta necesaria en cada exigencia.

La música es sonido, el sonido es vibración, la vibración es energía que se transmite en forma de ondas que llegan a nuestro oído y de él al cerebro. Pueden ser de diferente naturaleza: agradables, desagradables, excitantes, tranquilizadoras…etc. En definitiva, transmiten un mensaje que puede ser más o menos significativo dependiendo de diversos factores.

Hoy los científicos confirman que el oído es el más cualificado de los estímulos sensoriales cerebrales. De éstos
el 20% corresponden a la vista
el 30% corresponden al gusto, olfato y tacto
el 50% corresponden al oído, que despierta e impulsa al cerebro, además de protegerlo contra el deterioro.

El mensaje afectivo de la música lo localizamos en el diencéfalo, zona profunda del cerebro asiento de las emociones. La melodía afecta a la vida emocional y afectiva y es el diencéfalo el que recibe los motivos y diseños melódicos, adquiriendo éstos significación, despertando así todo un mundo interior de sentimientos y emociones.

Fátima Pérez Robledo, musicoterapeuta de la Fundación Alzheimer España dice que “Los recuerdos que más perduran son los que están ligados a una vivencia emocional intensa y justo la música con lo que está más ligado es con las emociones y la emoción es una puerta al recuerdo”.

¿Qué es? Naturaleza del proyecto

El parámetro más afectado en las demencias en general es la atención. Algo que se vuelve más persistente con el paso del tiempo si no existe una estimulación adecuada, lo que les precipita hacia un estado severo de aislamiento.

La forma que utilizamos para producir dicha estimulación es la exposición a través de un sistema de auriculares de la persona afectada a las melodías que con más frecuencia ha escuchado a lo largo de su vida. Se trata de una práctica que requiere una técnica específica coordinada de tiempos de exposición, combinados con la invitación a participar de recuerdos asociados a las melodías reproducidas.

Una vez que la atención de la persona se sostiene a través de la música y las emociones asociadas a ella es posible trabajar con ellos en un entorno más amigable, algo que no hubiera sido posible de otra forma.

¿Qué queremos conseguir? Objetivos

– Proporcionar herramientas musicales, o no verbales, para el manejo de la enfermedad
– Crear un ambiente seguro y cómodo para el afectado, rodeado de su banda sonora vital.
– Convertir las emociones en un vehículo hacia su memoria y de conexión con la vida.
– Crear un espacio donde expresar, disfrutar y relajarse a través de la música.
– Revivir desde el juego, las capacidades artísticas y musicales de cada participante.
– Beneficiarse de un contexto en el que la empatía y el confort afectivo facilitan la función adaptativa emocional.
– Mantener a los participantes en contacto permanente con emociones positivas.
– Si la intervención es en pareja, trabajar el vínculo de pareja a través de la música,

¿Como lo vamos a hacer? Metodología

El proceso terapéutico a través de esta actividad presenta una estructura. En primer lugar, se realiza una evaluación del estado general de la persona; y de historia sonora, y la de su cuidador, haciendo un repaso de las músicas más relevantes de su biografía, y la relación que ha tenido con ellas. Esto nos da las claves para planificar el tratamiento, y tener presente que “llaves” podemos utilizar para acceder a sus emociones y recuerdos. Se establecen unos objetivos terapéuticos, y se pone en marcha un plan de tratamiento.

Usamos auriculares para reproducir la música a través de la cual entramos en contacto con la memoria emocional del participante para conseguir una atención mayor y más permanente.

El diálogo con ellos durante las audiciones les permite actuar verbalmente en condiciones de mayor seguridad al haber recuperado buena parte de sus señales de identidad.

En un proceso posterior involucramos a los participantes en sesiones de improvisación musical ofreciéndoles lo que conocemos como “instrumentos amigables”, unos instrumentos cuya sonoridad les permite disfrutar sonoramente de ellos simplemente al explorarlos.

Si estás interesado en recibir asistencia u obtener más información, contacta con nosotros:

0